Neuron Soluciones

670 344 580
info@neuronsoluciones.com
Granada (Spain)

¿Cómo estructurar los contenidos de mi página web? Pymes y profesionales

La forma de estructurar los contenidos en una página web depende en gran medida de la temática, público objetivo y tipo de servicios o productos que se ofrezcan en el sitio web. 

Conseguir una experiencia de usuario satisfactoria y aportar contenido de calidad serán factores claves para alcanzar más visitas, pero debemos mantener una estructura que permita a los visitantes navegar por las diferentes secciones de forma intuitiva y que  además será determinante para mejorar la indexación y el posicionamiento en buscadores, así como para mejorar otros factores como el tiempo promedio de visitas, porcentaje de rebote, etc…

Las secciones principales (también llamadas categorías en WordPress) serán las diferentes pestañas que estarán visibles en forma de menús o enlaces y se pueden resumir en las siguientes:

  • Página de inicio (homepage): debe mostrar en un pantallazo el concepto corporativo y comercial del sitio web mediante imágenes animadas (sliders) y menús interactivos que animen a visitar el resto de secciones, esto disminuirá el porcentaje de rebote.
  • Quiénes somos o presentación: destinar una sección a presentar nuestro negocio es un valor añadido que generará confianza al visitante. En esta sección se debe exponer la filosofía de trabajo, historia, experiencia, áreas de actividad, etc… incluyendo términos y palabras clave con las que queremos posicionar el sitio web. Al tratarse de una sección genérica es el lugar ideal para exponer de forma detallada todos esos valores positivos que nos distingan de la competencia. Es frecuente encontrar sitios que  incluyen información sobre su equipo mostrando una ficha de cada miembro del personal con el cargo que ocupan o su currículum profesional.
  • Servicios: en el caso de empresas que ofrezcan servicios profesionales estos deben detallarse de la forma más extensa posible pero cuidando cierta estructura que permita al visitante ir ampliando información de manera progresiva. Para ello se puede crear una página general donde se enumeren todos los servicios junto con una breve descripción de cada uno y un botón para acceder a la página detalle individual de cada uno. La página de detalles debe entonces estar optimizada con títulos, descripciones y textos relativos al servicio en cuestión.  
  • Productos: en el caso de páginas web destinadas a la venta online, los productos deben presentarse de forma ordenada y categorizada atendiendo a ciertos criterios, sobre todo cuando el número de productos en venta es elevado. En caso de tiendas online que dispongan de muchos productos estos deberán clasificarse en familias, categorías y subcategorías, según corresponda. Para conseguir posicionar nuestros productos debemos aportar la máxima información posible sobre el producto, descripción, ejemplos de uso, procedencia, precio, nuevo o usado, etc… Si es posible debemos contemplar la opción de que los usuarios puedan compartir opiniones, recomendaciones o experiencia lo que aumentará el feedback del sitio.
  • Noticias o consejos: la frescura y el reciclado de contenidos  es una factor considerado no sólo por los motores de búsqueda si no también por los propios usuario, a los que nos gusta encontrar contenido actual y reciente. Para ello es muy recomendable disponer de una sección destinada a compartir noticias o consejos sobre nuestro productos y compartir estos contenidos en las redes sociales.
  • Atención al cliente: bien en forma de enlace o botón debemos incluir una sección destinada a atender posibles solicitudes de los visitantes, bien a través de formulario, teléfono de contacto y mapa de ubicación.
  • Política de privacidad, aviso legal y devoluciones: en el caso de sitios web destinados a ofrecer servicios online debe figurar por obligación legal los datos fiscales de la persona o empresa, así como la política de devolución y envíos entre otros datos. Debemos confirmar por tanto que el sitio incluye la información legalmente requerida para desarrollar su actividad online.

Uso de etiquetado y fuentes

Los principales buscadores son capaces ya de interpretar la información de un sitio web de manera semántica, es decir extraen términos del sitio web para conformar un significado tal y como lo entendemos en la vida real. Un etiquetado mediante microformatos permite que la información extraída por los buscadores se asemeje más a los términos de búsqueda que emplean los usuarios, nombres de lugares, personas, tipo de producto, ubicaciones, fechas, etc… Esto influirá de manera directa en el posicionamiento de nuestra página web en los buscadores.

Simplicidad

Este aspecto ha sido fundamentalmente destacado en los últimos tiempos, sobre todo promovido por los desarrolladores de sistemas operativos para dispositivos móviles. Consiste en facilitar al máximo al usuario las tareas de uso frecuente, mostrando botones de colores sencillos y mayor tamaño, permitiendo una visualización rápida a la información más demandada.

De manera análoga debe procederse para los menús de navegación que permitan al usuario desplazarse fácilmente por las diferentes secciones del sitio web. La regla de simplicidad básicamente consiste en estructurar la información de manera escalonada, mostrado inicialmente la información más atractiva e interesante (nombres y precios de productos, servicios o noticias) y en secciones más profundas la información complementaria (descripciones o fichas técnicas).