Neuron Soluciones

info@neuronsoluciones.com
Granada (Spain)

¿Cómo elegir el nombre de dominio adecuado para la web de mi empresa?

La elección de un nombre de dominio para nuestra empresa es un factor clave, ya que permitirá identificarnos de manera unívoca en internet, y será la dirección que recordarán nuestros visitantes o clientes para acceder a nuestra página web.

Muchas empresas que se disponen a lanzar su sitio web, encuentran algunas dificultades a la hora de elegir su nombre de dominio, bien porque el nombre que desean encuentra ya ocupado, o porque se encuentran en la tesitura de elegir para su dominio el nombre de su empresa o palabras que hagan referencia al servicio o producto que ofrecen.

En el primer caso tendremos como dominio nuestro nombre corporativo, el cual aparecerá en cualquier soporte donde deseemos mostrar la dirección de nuestra web: tarjetas, flayers, cartelería, etc. Esto permitirá a nuestros visitantes acceder a nuestra página web de manera directa si conocen nuestra dirección o el nombre de nuestra empresa.

La segunda opción, no es una opción sino una obligación. Consiste en adquirir un segundo nombre de dominio que contiene la/s palabra/s que definen nuestro producto o servicio, ya que los buscadores toman en cuenta el nombre del dominio a la hora de mostrar y posicionar los resultados de búsqueda para unas palabras clave determinadas. Por lo que deberemos elegir esas palabras que los usuarios teclearán en el buscador para encontrar los  productos o servicios que ofrecemos.

Entonces, ¿debo disponer de dos dominios?

Sí, efectivamente.

La elección de estas palabras es muy importante, ya que debemos hacer uso también del sentido común, eligiendo un nombre no demasiado corto y generalizado, ni tampoco demasiado largo y engorroso. Lo recomendable en estos casos es separar las palabras por guiones medios, ya que es de los pocos caracteres especiales permitidos para el registro de un dominio.

Veámoslo con un ejemplo:

Suponga que usted se dedica a la decoración de interiores en Granada, y su empresa tiene un nombre corporativo, que tantos quebraderos de cabeza le trajo la hora de elegirlo. Usted tendrá que disponer del dominio con el nombre de su empresa. En este caso deberá ser un nombre corto y explícito, que haga referencia a su nombre comercial, sin guiones medios y que sea fácil de recordar para sus visitantes. Será el nombre que muestre en sus soportes publicitarios y al que estarán asociadas las cuentas de correo electrónico de su empresa.
Pero además de éste, deberemos adquirir el dominio que hace referencia  nuestra actividad, del tipo “decoracion-interiores-granada.es”, ya que contiene las palabras clave principales que corresponden a la búsqueda de los usuarios, de manera que el buscador asociará estas palabras a nuestro dominio, aumentando así la probabilidad de aparecer en posiciones más privilegiadas y permitir que los visitantes que no conozcan su nombre comercial  o corporativo puedan acceder a la página web de su empresa.

Pero, ¿y es cierto que Google penaliza sitios web con contenido duplicado?

Exacto. Google establece en sus directrices de calidad que no deben existir dos direcciones que apunten al mismo contenido, por lo que para Google nuestro dominio será “decoracion-interiores-granada.es”, que será el que aparecerá en los resultados de búsqueda. 
En caso de existir dos direcciones diferentes que apunten a un mismo contenido, Google podrá penalizar a estos sitios web, rebajando su posición en los resultados, y en algunos casos excluyéndolos del índice.

Por tanto, no debemos dar de alta ambos dominios por separado, y de hacerlo deberemos indicar a Google que existe una redirección 301 de un dominio a otro, con lo que no tomará en cuenta contenidos existentes en el dominio “miempresa.es”.

Así de sencillo. Para nuestros visitantes, clientes y publicidad nuestra página web es “miempresa.es”, pero en Google daremos de alta el dominio que contiene las palabras clave de nuestro producto o servicio.

Aunque existe la posibilidad de realizar el redireccionamiento 301 mediante herramientas de Google, es habitual  que el usuario no disponga de recursos ni conocimientos para realizar este redireccionamiento de un dominio a otro, por lo que deberá indicar al profesional o proveedor esta opción. Si bien, la mayoría de los profesionales de las tecnologías web realizan esta tarea en el momento de adquirir y gestionar sus dominios.